Una Fiesta con historia


En el año 1968, Tres Arroyos recibe la asignación y responsabilidad de organizar la festividad trigueña. Este otorgamiento se le reconoce a través del Decreto Provincial Nº 15496.

La fiesta tiene por objetivo el reconocimiento y homenaje al hombre de campo, y desde hace 40 años se celebra en forma ininterrumpida. Esta ciudad desde hace un siglo, es productora de trigo por excelencia, todo gracias a un pequeño grupo de italianos que inicio este tipo de actividad rural.

Desde el año 1970, se entrega la Espiga de Oro, a quienes han contribuido al desarrollo triguero. La fiesta como no podría ser de otra manera, en sus últimas ediciones, ha tenido como escenario un lugar con muchísima historia: el predio que rodea a la vieja estación de trenes, en un circuito que encierra la Avenida del Trabajador e Ituzaingó, con la calle Castelli y el Pasaje Teniente Volponi.

Se llevan a cabo diferentes actividades: elección de la reina, desfile de carrozas, mesas redondas, espectáculos artísticos y exposición artesanal y cultural, salón de pintura y escultura, desfile de automóviles de diversas agrupaciones. Además los típicos kioscos y FOGONES, donde el público en general, de la ciudad y la región, espera ansioso junto al fuego el asado y el choripán.